Estores de Bambú

Los estores de bambú son cortinas de madera enrollables, idóneas para los amantes de lo natural, ecológico, y económico. Tienen una estética muy bonita, minimalista, rozando lo rústico, que dotarán tu casa de una sensación muy agradable, que te hará sentir en contacto con la naturaleza, la flora y las plantas.

Normalmente suelen ser tipo persiana, enrollables, y muchos se pueden usar tanto para interior como para exterior.

Son muy fáciles de colocar, algunos incluso no requieren taladrar la pared para su montaje ya que al ser muy ligeros se pueden sujetar al marco de la puerta o la ventana.

La mayoría de la gente prefiere los que vienen sin lacar, con un acabado natural, pero también los hay en otros colores como marrón claro, marrón oscuro o incluso cerezo.

Las varillas son de alta calidad, con una gran resistencia y opacidad, que garantizan el máximo confort y una larga durabilidad.

Incorporan un cordón mediante el cual se puede ajustar (enrollar) la persiana según se quiera dejar pasar más o menos luz. En la parte superior hay un freno automático que detendrá el estor en la posición deseada cuando se suelta el cordel.

Por qué comprar un estor de bambú?

Si necesitas una cortina o un visillo para cubrir una ventana, los estores de madera son perfectos para esta tarea.

Es un producto económico, duradero y de fácil instalación que requiere mucho menos mantenimiento que una cortina de tela, ya que el bambú es un material muy fácil de limpiar, basta con un paño o bayeta humedecida para quitarle el polvo y la suciedad.

Las cortinas de tela pueden tener acabados muy bonitos, pero no pueden competir con la naturalidad y la autenticidad de un estor de madera de calidad. Las hay tan finitas que son translucidas y casi transparentes, y esas si son más baratas que una persiana de bambú, pero cualquier cosa un poco más sofisticada se te irá de precio enseguida.

Además, las cortinas suelen tener unas medidas fijas de 140cm de anchura o 2 metros en ocasiones, pero muchas veces necesitamos un tamaño diferente y si hay que hacerlas a medida el presupuesto aumenta exponencialmente.

En cambio, nuestros estores son de distintos tamaños y si aun así no encuentras uno que se ajuste a las dimensiones que buscas, normalmente los puedes recortar con unas tijeras, o incluso hacerlos tu mismo comprando las varillas.

En definitiva, son una solución muy buena con un compromiso calidad precio excelente, y ofrecen una opacidad perfecta para que tengas la intimidad y privacidad justa a la vez que dejan pasar la luz del sol.

Decidete a comprar un estor de bambú y verás como no te arrepientes del resultado y vuelves a comprar más para el resto de tus puertas y ventanas!