Bicicletas de bambu

Mucha gente todavía se sorprende de que existan las bicis de bambú, pero así es, y aquí tienes la prueba.

Personalmente, supe de su existencia gracias a un buen amigo, que ni corto ni perezoso, se fabricó su propia bici pieza a pieza. Se ve que fue una experiencia super entretenida y debe de estar muy orgulloso, o tiene miedo a que se la roben, porque no lo he visto separarse de ella ni para ir al baño!

Todos los que la hemos probado coincidimos en que es mucho más agradable la sensación al ir montado en la bici que cuando se utiliza una bicicleta normal. Esto es porque el bambú es un material que absorbe las vibraciones mucho mejor que los metales como el aluminio o el hierro, con lo cual, cualquier irregularidad en el terreno es apenas imperceptible, lo cual permite una conducción mucho más agradable y placentera.

Una bici de bambú llama bastante la atención y no deja indiferente a nadie, aunque su uso cada vez se está popularizando más y su precio está bajando considerablemente, pero sigue siendo bastante más cara que una bici normal debido al proceso de fabricación artesanal.

Si te gusta no te lo pienses más y cómprate una tuya ya mismo!

 

Como hacer una bicicleta de bambú

Hacer una bici paso a paso no es tan sencillo como parece, hacen falta muchas horas de trabajo y si es tu primera vez necesitas a alguien que te ayude, sino lo más probable es que  termine en una perdida de tiempo y un desastre.

No quiero desilusionarte ni desanimarte si estás decidido a hacerlo, pero se de primera mano que es una ardua tarea y no te la recomiendo al no ser que tengas mucho tiempo libre, seas habilidoso, y tengas a alguien con experiencia previa que pueda guiarte en el proceso.

En definitiva, cuando hablamos de una bici de bambú nos referimos a una bici “normal” cuyo cuadro está hecho con tubos de bambú. El resto de componentes, tales como las ruedas, el sillín, la cadena, los frenos, etc. suelen ser los mismos que en cualquier otra bici convencional.

Por si quieres ahorrarte el sufrimiento, puedes comprarte el cuadro ya hecho, y luego decorarlo y montar el resto de componentes a tu gusto:

Materiales necesarios

Si, aun así deseas embarcarte en esta aventura, primero de todo necesitaras lo siguiente:

  • Tubos de bambú
  • Un metro
  • Una sierra de madera
  • Un taladro con corona
  • Una lima
  • Fibras naturales
  • Resina epoxi
  • Barniz
  • El resto de materiales necesarios para la bici: Sillín, ruedas, pedales, cadena, frenos, etc. así como las piezas de union entre el cuadro y el manillar, el asiento y los pedales.

A grandes rasgos el proceso de elaboración de la bici de bambú es el siguiente:

  • En primer lugar hay que diseñar el cuadro, esto es lo más importante, es como cuando un arquitecto diseña un edificio, si no se hace bien, el edificio se viene abajo, pues con la bicicleta viene a ser lo mismo. Si no sabes como hacer esta parte, por tu propia seguridad te aconsejamos que compres un cuadro ya hecho, pero si quieres experimentar por tu cuenta, ten mucho cuidado y no te sorprendas y si la bici se hace añicos nada más montarte. A modo orientativo, puedes utilizar un diseño como este: 
  • Suponiendo que ya tienes el diseño, el siguiente paso es serrar los tubos a las medidas correspondientes.
  • A continuación se le da el ángulo necesario a cada tubo
  • Después, habría que limar todas las piezas, por dentro y por fuera y se enrollan las cañas con plástico para proteger el material.
  • Se introducen las piezas metálicas que unirán el cuadro con el resto de componentes de la bici
  • Se ensambla el cuadro y se colocan fibras naturales mezcladas con resina Epoxi en las juntas para darle la dirección y la resistencia necesarias para que la estructura tome la forma del diseño original. Este proceso es largo y toma varias horas
  • Una vez están las junturas hechas, hay que limarlas con mucho cuidado para darles la forma deseada
  • Una vez terminado el cuadro, se retiran los plásticos y se le aplican varias capas de barniz para protegerlo. El resultado debería ser más o menos así: 
  • Finalmente se montan el resto de componentes de la bici y todo está listo para echar a andar.

Como ves, es un proceso bastante largo y complejo, por eso no te aconsejamos que lo intentes por tu cuenta, ya que cada vez en más lugares puedes hacer cursos en los que te enseñan a fabricar tu propia bici y te permiten quedártela una vez hayas finalizado con éxito el taller.

Por si sigues teniendo curiosidad para ver más detalladamente el proceso, te adjuntamos unos videotutoriales que hemos encontrado en youtube. El proceso que siguen no es exactamente igual al que hemos explicado, pero en esencia el resultado es el mismo.

Imagenes de bicicletas de bambu

Como sabemos que es muy curioso ver estas bicis que rara vez nos encontramos por la calle, a continuación te mostramos una colección de fotografías para que veas que hay distintos modelos y acabados, cada cual más original, lo que una vez más demuestra que a la gente le encanta dar rienda suelta a su creatividad.

 

Por qué comprar bicicletas de bambú?

La bicicleta de bambú no solo es un invento para llamar la atención, realmente es un producto de gran calidad, fabricado artesanalmente y con una larga vida útil.

En realidad, existen bicis de bambú desde hace varios siglos, y algunas aún se conservan hoy en día gracias a la gran durabilidad del material, así que no pienses que se te va a romper al día siguiente, porque lo más probable es que te dure más que una normal si la cuidas bien.

Es falso el mito de que las bicis de bambú son más pesadas que las tradicionales. El bambú es un material muy ligero, lo que ocurre es que el resto de componentes de la bici incrementan su peso notablemente. Si se utiliza aluminio en lugar de hierro para el resto de componentes, el resultado sería una bici más ligera, pero para abaratar los costes normalmente se opta por materiales más baratos, ya que es el proceso de elaboración lo que encarece los costes.

Por último, las bicis son vehículos de transporte ecológicas, amigables con el medio ambiente y beneficiosas para la salud. Y si además están fabricadas con bambú, contribuyen aún más a la sostenibilidad de nuestro planeta, al requerir menos componentes de metal cuyo proceso de fabricación es mucho más intrusivo y deja una gran impacto en nuestro planeta, tanto por la extracción del mineral como por los gases emitidos a la capa de ozono durante su tratamiento y elaboración.

En definitiva, no lo le des más vueltas y empieza a usar bicis de bambú, pues no hay mejor manera de llamar la atención lo cual nos da una excelente oportunidad para difundir el mensaje y concienciar a nuestra sociedad de la necesidad de cambiar nuestros tóxicos hábitos de consumo!